Nunca compres un software sin probarlo

Elegir un software empresarial es una decisión estratégica muy importante. Piensa que en tu ERP vas a tener todo: facturas, albaranes, inventario, presupuestos, hojas de registro horario y un largo etcétera de documentos que serán esenciales para el día a día de tu empresa.

Si el software que vas a utilizar no se ajusta luego a tus necesidades, el programa ERP puede convertirse en un lastre más que en una ayuda. En este artículo te mostraremos por qué es determinante probar el software ERP antes de comprarlo.

Por qué necesitas probar tu software antes de comprarlo

Hay muchas razones por las que necesitas probar tu software antes de comprarlo. Aunque parece una idea evidente, todavía hay muchas empresas que solamente se quedan con el primer software que encuentran o que les parece atractivo, sin detenerse a hacer un estudio de sus necesidades y las características del software.

Entonces, ¿por qué necesitas una demo de tu software ERP? He aquí algunos motivos.

1. La escalabilidad

Un software te puede parecer bonito en apariencia, pero debes mirar que sea escalable. Tu empresa no va a ser la misma hoy que dentro de 1 o 2 años. Sin duda van a surgir nuevas necesidades, que requerirán que el software que uses esté a la altura.

Por ejemplo, a lo mejor ahora mismo no tienes tienda online y crees que no te hace falta un ERP que puedas conectar con tu e-commerce. Pero lo más probable es que crees una tienda virtual pronto según vas avanzando en la digitalización de tu negocio. Y ahí si que te hará falta que tu programa de gestión se pueda conectar con Prestashop, por ejemplo.

Por tanto, mira no sólo tus necesidades inmediatas, sino también lo que puedes necesitar en el corto o medio plazo. Si tu ERP no te da respuesta a esto, entonces tendrías que migrar tus datos a otro software en poco tiempo.

2. Adaptabilidad a tu negocio

No todos los ERP son iguales. A lo mejor tienes una empresa que ofrece servicios técnicos y necesitas una serie de funcionalidades que muchos programas de gestión no tienen. Sería una mala noticia comprar un software ERP y que luego no te sirva para tus propósitos, como por ejemplo gestionar partes de trabajo, contratos, historial de reparaciones y mantenimiento, etc.

3. Evaluar la calidad del soporte

Necesitas un proveedor que te proporcione soluciones y no problemas. Como es lógico, al principio de implantar tu software ERP necesitarás un período de migración, adaptación y formación para conocer el nuevo programa. Si el software no responde a tus necesidades en esta fase previa, es muy probable que no te satisfaga en el futuro. Y necesitas un servicio de soporte que te ayude a entender y aprovechar el software, así como a realizar el mantenimiento.

Hay muchas empresas de software ERP que no tienen un soporte profesional y eficaz, ni te ayudan en la instalación. Esto sin duda te supondría una dificultad para la implementación del programa.

Conclusiones

Lo que no queremos es primero comprar un software, descubrir después que no nos sirve y haber malgastado mucho tiempo y dinero en el camino.

Por tanto, lo primero es hacer una evaluación de las necesidades presentes y futuras.

Segundo, comprobar las funcionalidades de tu software ERP. En tercer lugar, debemos hablar con el soporte técnico y por último llevar a cabo la migración sólo cuando estamos seguros de que esa es la herramienta para nosotros.